Compartir

Desde hace no mucho que varios entusiastas de la ciencia-ficción y relacionados, compartimos un nuevo proyecto sobre esta nuestra gran... (Publicado por Lino Moinelo el sábado, 6 de noviembre de 2010, a las 22:30, para el blog «Al final de la Eternidad»)

Desde hace no mucho que varios entusiastas de la ciencia-ficción y relacionados, compartimos un nuevo proyecto sobre esta nuestra gran afición. Su nombre es Planetas Prohibidos .
Imagen de cabecera del nuevo portal de Ciencia-Ficción
Planeta Prohibido (la película de Fred M. Wilcox de 1956), está considerado un clásico cinematográfico del género de la Ciencia Ficción por varios motivos. El principal de ellos es que se trata de la primera obra de este medio de difusión tan importante, en el que son los seres humanos los que viajan a través de magnificas naves voladoras en lugar de peligrosos alienigenas deseosos de invadir la Tierra.

Obras como La Guerra de los Mundos (1953), o El Ser del Planeta X (1951), en donde el temor a lo desconocido o a la destrucción marcaba la pauta principal, se irían quedando atrás en el tiempo mientras que nuevas sagas épicas y magnificas se abrían paso basadas en el mismo concepto, tales como Star Trek en la televisión o Fundación en la literatura, dando forma a una ciencia-ficción que aún hoy en día perdura. Sólo hasta hace poco y debido seguramente a la crisis creativa que se padece desde algunos años, se ha recuperado algo de aquellos temores. Por ejemplo, Ultimátum a la Tierra, otro de los clásicos, ha sido devuelto a la gran pantalla en una discutible adaptación, en la que ese mismo pero renovado temor esta vez a la degradación del medio ambiente y sus posibles y catastróficas; según algunos, consecuencias; son los protagonistas.

Robby, the robot, constituyó en su momento otra de las grandes aportaciones y temas recurrentes que desde entonces han sido unos de los pilares temáticos de la ciencia-ficción: el temor a la creación de inteligencias artíficales. Miedo que sin embargo ha logrado mantenerse y sigue sin ser superado. Fue uno de los primeros robots que protagonizaban una obra de ciencia-ficción, junto a la María de Metropolis (Fritz Lang, 1926)

Por todos estos motivos, surge este portal, con la intención de recuperar o continuar, con ese sentido de la maravilla épico y romántico de una gran parte de la ciencia ficción, este nuestro género menospreciado a veces, pero que tan útil resulta para desarrollar el gusto por la ciencia, la filosofía y en general, superar los temores que acechan a la Humanidad.

Texto utilizado para la presentación del blog Planetas Prohibidos

Etiquetas:
Vínculos  

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deje por favor al menos un nickname, apodo o alias. Pulse la opción «Nombre/URL», si no tiene cuenta en ninguna de las opciones que blogger le ofrece. Si su solicitud no es respondida al primer intento ¡no se preocupe! inténtelo de nuevo por favor. Gracias.

Lino (Al final de la Eternidad)
(elfindelaeternidadblog@gmail.com)
(Seguir al autor en Twitter)

Formulario clásico de comentarios:
_
 
Google+