Compartir

Galá ctica y Stargate poseen un nexo común que consiste en el uso de mitos relacionados con la fabulosa civilización Egipcia para constru... (Publicado por Lino Moinelo el viernes, 9 de julio de 2010, a las 22:00, para el blog «Al final de la Eternidad»)

El «Capitan Apolo» en una escena de la fallida «The second coming»Galáctica y Stargate poseen un nexo común que consiste en el uso de mitos relacionados con la fabulosa civilización Egipcia para construir la base de su universo imaginario. La sorprendente perfección de las pirámides, sus misteriosas propiedades, así como las dudas sobre la capacidad tecnológica de aquella época para construirlas, han llevado a algunas mentes —las más calenturientas llegan a créeselo— a especular sobre la posibilidad de que una expedición extraterrestre haya visitado la tierra anteriormente, dejando tras su paso vestigios tecnológicos de su cultura. Misterios relacionados en las civilizaciones precolombinas, o el famoso mito de la Atlántida, son también usados de forma similar hasta el punto de que la leyenda de la ciudad sumergida ha sido el motivo para la realización de toda una serie paralela o Spin-Off: Stargate Atlantis.

Un «guerrero Jaffa» de «Stargate», con la conocida indumentaria inspirada en el antiguo Egipto (o habría que decir al revés) Stargate (Roland Emmerich, 1994) surgió como película algunos años después de la Galáctica original. Debido a su buen resultado, se produjo una serie de origen canadiense ambientada en el mismo universo —aunque al parecer, sin contar con la aprobación de los productores originales—. La cuestión es que si a esta serie se le suman las producciones paralelas adicionales, surgidas para aprovechar el éxito que la legión incondicional de seguidores le avala, ha acabado siendo de las más longevas de todas las producidas para la televisión —con permiso del Dr. Who—.

Aunque la idea de la que parte Stargate es fascinante como especulación, pienso que ha sido desperdiciada en gran medida. En la película —cuyo director es obra de desastres (y no me refiero al género en sí) como 2012 (Roland Emmerich, 2009)— se tira por el retrete un guión prometedor sobre unos imaginarios orígenes de la civilización humana, y se convierte en una película «propagandista» en donde un grupo de soldados de los Estados Unidos «desembarcan» en un desierto para salvar a un pueblo que hasta entonces vivía oprimido bajo el yugo de un dictador. Resulta muy mosqueante su similitud con la recién acabada Guerra del Golfo (1990-1991) y el supuesto papel que desempeñaron los EUA. Que quieren que les diga.

Tilk, con su característica expresión hieratica similar a la del vulcano de Star Trek
El Jaffa Tilk
La serie de televisión SG1 (Brad Wright y Jonathan Glassner, 1997) continuó con la idea sin añadir excesivos cambios —al menos al principio—. La repetición capítulo tras capítulo de un mismo esquema consistente en pequeñas escaramuzas a planetas distantes a través de la puerta estelar, con guiones planos, sin arriesgar mucho y con detalles estrepitosos —del tipo de que el idioma inglés está extendido por todo el universo conocido—, no fueron obstáculo para continuar cosechando gran audiencia. Esta y su derivada SG Atlantis destilaban un tufillo multirracial políticamente correcto, similar a lo que fue un acierto en la Star Trek original. Inspiración legítima —sin son tratados como arquetipos— pero que evidencian poco esfuerzo creativo: una mujer civil al frente de una expedición militar, junto a un grupo de personajes estereotipados y clonados de otras series —Tilk, el Jaffa del SG1, es una variante políticamente correcta de Mr. Spok— o de ella misma —los personajes de SG Atlantis son una clara «transpolación» de los de SG1—. Aún así, la serie no deja de ser entretenida, interesante y bien realizada —a pesar del presupuesto ajustado—, aunque se haya sacrificado algo de originalidad y evitado temas polémicos, en pro de cierta ortodoxia científica.

Los artífices de Galáctica 2003 y Caprica Ronald D. Moore y David Eick debieron darse cuenta de que algo faltaba en todo esto y reimaginando la Galáctica original, han sido los artífices de una nueva forma de entender la Space-opera y la ciencia-ficción en la televisión con una historia en clave de metáfora de la humanidad misma: personajes multifacéticos, cargados de defectos, con problemas personales y altibajos emocionales, lejos de la linealidad de otras producciones, junto a una compleja historia en la que intervienen desde política a religión, pasando por mitología, fundamentalismo, racismo, xenofobia, desigualdades sociales, liderazgos, sectas, lucha de clases. Todo en un entorno futurista y con las escenas en el espacio realistas tan demandadas por los críticos. En resumen, una serie madura que eleva el prestigio de la ciencia-ficción como pocas lo han hecho.

(continúa)



Artículo publicado en El sitio de ciencia-ficción

Etiquetas: , , , , , ,
Vínculos  

6 comentarios:



) Guillermo (Atreus) dijo...

Muy acertada tu lectura sobre la trama de la película de Roland "quiero ser Spielberg pero no sabo" Emmerich, sí. Sin embargo, es una película de aventuras que me gusta bastante, porque es más sencilla y alejada de todo cuanto gestó después el alemán en cuanto a pretensiones y a "tamaño de pene". Es cierto que no está nada bien equilibrada y parece que son dos películas en una (aunque yo eso lo veo como un "plus", como un 2x1, jeje), pero tiene un cierto encanto Pulp que me atrae, y que se intensifica por su magistral banda sonora de David Arnold. Y además ¡está Kurt Russell, hombre! ¿Qué más se puede pedir? ;-DD

Volviendo al tema de su lectura "ideológica" y "propagandística", es cierto, pero por mucho que nos disgusten ciertas políticas ideológicas estadounidenses, al mismo tiempo no lo considero un motivo OBJETIVO de crítica. El cine, como obra de una gente determinada, siempre va a ser PARCIAL; o al menos, no es malo que lo sea, porque ello no implica el buen trabajo que ese film determinado lleve detrás (y aquí volveríamos a citar al ejemplo más paradigmático del mundo, que es Leni Riefenstahl). Importa más, creo, CÓMO se representen todas esas constantes en una obra; y en 'Stargate' no las veo expresadas del modo insultantemente obvio, masticado, pueril y reiterativo que, por ejemplo, en 'Independence Day' y otras películas tanto de Emmerich como de Michael Bay. Aunque todas estas obras vengan del mismo país y expresen unas constantes ideológicas y propagandísticas comunes, no las veo al mismo nivel hiperbólico en 'Stargate'...

En referencia al tema del post, yo no tengo claro si el hecho de que ambas series se puedan fundamentar en leyendas o "mitologías" tan arraigadas en nuestra sociedad gracias a la pseudociencia signifique que la 'BSG' original inspiró a 'Stargate' series/peli. Pero lo que sí tengo clarísimo es que lo de 'STARGATE UNIVERSE' es ya tan obvio que duele, por lo visto. Supongo que para el capítulo 2 de este reportaje te habrás dejado esto, ¿no? Todavía no he visto ningún capítulo de esta nueva serie de la franquicia, pero leí su sinopsis y... me pareció TAN TAN copiona de nuestra querida 'Battlestar Galactica' (2003) que se me quitaron las ganas. Y más, viendo que canales como Neox no han tardado un puñetero segundo en comprar esta serie... mientras BSG sigue ahí, en el injusto anonimato popular.



) Lino dijo...

Igualmente acertado Guillermo, no es un motivo objetivo de critica, admito que es totalmente subjetivo, es decir, mio. El tema me gusta mucho, y me da mucha rabia que se haya utilizado para pura propaganda. Supongo que en esto, en su utilización propagandística, estamos objetivamente de acuerdo.

La aparición posterior de SGU, ha sido lo que a mi me ha confirmado la relación entre BSG y SG, y es lo que me ha hecho volver atrás para analizar los nexos comunes de ambas. Al principio era solo una utilización diferente de una idea similar, ahora con SGU es ya directamente, el uso de los mismos estereotipos y estética para utilizarlos, lo que demuestra que BGS se ha venido a convertir en un clásico. No obstante, creo que las series derivadas de Stargate adolecen también de cierta falta de originalidad, y son poco más que la utilización comercial de una idea.

De todas formas, también admito que puede que no sean más que manías mías, ya que ID4, aunque me doy cuenta de la americanada que es, es tan evidente que resulta hasta parodia, y me gusta que al fin haya salido una peli con enfrentamientos entre cazas de combate y naves extraterrestres. Y en SGU, aunque copia, me gusta cómo la han llevado a cabo y de una u otra forma, creo que homenajean a BSG. O algo.

Y si, para el próximo artículo viene lo mejor en cuanto a SGU y BSG (sus'vais a cagar)



) Lino dijo...

Recordando algunas cosas sobre la película de Stargate, creo que de lo mejor que tiene es la actuación de Kurt Russell. Sin ánimo de menospreciar, «Mac Gyver» no lo ha sustituido del todo bien. Tal vez por eso todavía se le recuerda por su primera aparición en nuestras pantallas en España.



) Lino dijo...

SGU la han cancelado ya. Me ha gustado, Está visto que las series que me gustan las cancelan. El final no lo voy a contar, claro, pero unos de los detalles que han soltado es la explicación, nada más y nada menos, de por qué el idioma inglés está extendido por toda las galaxia, y parte del extranjero. Casi ná.



) Elwin Álvarez Fuentes dijo...

Tras leer esta primera parte de tu díptico dedicado a estas series, se me viene una reflexión sobre una diferencia entre ambas y que creo hay que tener en cuenta a la hora de evaluar dichos títulos: "Star Gate SG-1", en especial en su serie original, siempre se pretendió como un producto de corte familiar (salvo lo que pasaría muchos años después con "Star Gate: Universe", que era lejos más subida de tono); en cambio el remake de Galactica en todo momento dejó claro su tendencia más adulta y oscura; de ese modo dicha diferencia explica la dispar calidad entre una y otra. En todo caso a mí me gustan por igual ambas,



) Lino Moinelo dijo...

Hola Elwin. Bueno, esta es una discusión interesante: ¿el hecho de ser familiar, infantil, juvenil, etc., ha de afectar a la calidad? Yo creo que tal vez sea así, pero no debería. La calidad no debería estar reñida con la edad o en todo caso, debería ser al revés, menos edad, más esmero en cuidar el contenido de la obra, en todos los aspectos.
:-)

Publicar un comentario

Deje por favor al menos un nickname, apodo o alias. Pulse la opción «Nombre/URL», si no tiene cuenta en ninguna de las opciones que blogger le ofrece. Si su solicitud no es respondida al primer intento ¡no se preocupe! inténtelo de nuevo por favor. Gracias.

Lino (Al final de la Eternidad)
(elfindelaeternidadblog@gmail.com)
(Seguir al autor en Twitter)

Formulario clásico de comentarios:
_
 
Google+